fbpx

Blog educativo

Tres novedades desde la Neurociencia para la Educación Escolar

La neuro-educación consiste en aprovechar los conocimientos actuales sobre el funcionamiento cerebral (neurociencia) para mejorar el proceso enseñanza-aprendizaje de los alumnos. En el siguiente artículo voy a describir tres características fundamentales que deben tener las clases escolares basadas en el funcionamiento del cerebro.

1º ¡LAS EMOCIONES SÍ IMPORTAN!

La neurociencia ha demostrado que las emociones mantienen la curiosidad en los niños y son imprescindibles en los procesos de razonamiento y toma de decisiones. Está documentada la relación entre un adecuado desarrollo emocional y el rendimiento académico; las emociones positivas facilitan la memoria y el aprendizaje, mientras que las emociones negativas o estrés crónico dificultan la concentración y el aprendizaje del estudiante.

Los niños llegan con un estado de ánimo variable y dependiente de otros eventos. Todo eso predispone al estudiante a ciertas actitudes y conductas que presentará durante su jornada escolar. Los maestros deben tener la capacidad de «leer» el estado emocional de sus alumnos/as y realizar su intervención mediante expresiones afectivas que apuntan a estabilizar emocionalmente, brindar seguridad, confianza y generar un ambiente armónico

2º NOVEDAD, MAS QUE REPETICIÓN.

Las investigaciones en neurociencia también han demostrado la necesidad de hacer del proceso enseñanza-aprendizaje una experiencia positiva y agradable. Si bien el aprendizaje se logra cuando activamos de manera repetida y continua las distintas redes neuronales, este proceso es tedioso y aburrido para nuestros alumnos, siendo muy complicado que mantengamos su atención, sobre todo en esta época con la explosión de las TICs.

Por el contrario, las experiencias novedosas son otra forma que emplea el cerebro para aprender. Cuanto más novedosa e intensa sea la experiencia, será más fácil captar la atención de los alumnos y más posibilidades de lograr un aprendizaje a largo plazo. Una vez que hemos captado la atención debemos aprovechar los minutos siguientes de la clase para enseñar los contenidos más importantes en bloques que no sobrepasen los 10 – 15 minutos. Es importantísimo que los maestros nos mantengamos activos, nos movamos por el aula y cambiemos permanentemente la entonación para prolongar la atención de los niños.

3º CRECER Y APRENDER EN SOCIEDAD.

Los humanos somos seres sociales por lo que la educación escolar no solo tiene como función adquirir conocimiento, sino también debe enseñar a crecer y convivir en sociedad. El reciente descubrimiento de las neuronas en espejo ayuda a explicar cómo se transmitió la cultura a través del aprendizaje por imitación y el desarrollo de la empatía. Los maestros debemos fomentar el trabajo en equipo mediante el trabajo cooperativo, debemos enseñar que la competencia es con uno mismo y evitar una educación que fomente las conductas egoístas fruto de la competitividad.

Es igual de importante educar en habilidades blandas. Cuando hablamos de habilidades blandas nos referimos a las características positivas que nos permiten interactuar de manera efectiva con otras personas. Es decir, al conjunto de rasgos de personalidad, habilidades sociales, capacidad de comunicación, hábitos personales, motivación y actitud que van a caracterizar nuestras relaciones con las demás personas. Estas habilidades deben entrenarse en el colegio desde pequeños, cuando empezamos a comunicarnos y donde tendremos nuestras primeras relaciones sociales.

 

En el Colegio Brüning centramos la educación en el niño, entendiéndolo como un ser social y emocional, de esta manera ofrecemos un proceso de enseñanza-aprendizaje personalizado que se adecua a la individualidad y estilo cognitivo de cada niño.