fbpx

Blog educativo

¿Cómo proteger a nuestros hijos del sol?

En esta temporada de verano nuestros hijos quieren disfrutar de la playa, sin embargo, es fundamental saber como cuidar la piel de los niños de los riesgos del sol.

Usualmente los daños por exposición solar ocurren durante los primeros años de vida. Los efectos de los rayos UV son irreversibles y acumulativos. Mientras menores sean los niños, mayor es el riesgo de daño solar.

A continuación 10 consejos para proteger a nuestros hijos del sol.

No exponerlos directamente al sol

Es sabido que la exposición directa al sol puede causar grandes daños a la piel de nuestro hijo. Sin embargo, es importante tomar en cuenta que, a pesar de protegerlos colocándolos en la sombra, pueden recibir hasta un 50% de radiación indirecta o reflejada. 

El uso de bloqueadores no debe ser la única medida

Si bien es cierto que los bloqueadores son fundamentales para la protección solar, el uso de sombreros, gorras o lentes de sol ayudan a mantener protegida nuestra piel.

La ropa es una forma de protección

Cuanto más fina sea la tela de la ropa habrá mayor posibilidad de que ingrese la radiación solar. Existe ropa de playa con protección UV, pero es importante recordar que la protección se pierde si la ropa esta mojada y adherida a la piel.

Evitar la exposición en horas de máxima intensidad

Es importante evitar la exposición durante las 11:00 y 16:00 horas. La radiación solar es más intensa en estas horas, incluso cuando no se aprecie brillo solar. 

A mayor altitud, mayor radiación

Si se tiene planeado un viaje a la sierra, es importante recordar que la intensidad de la radiación aumenta a mayores niveles de altitud. Además, las superficies reflectantes (nieve, arena, agua, muros, entre otros) tienen un efecto multiplicador.

Los cristales no ofrecen protección

No siempre y no todos los cristales protegen de la exposición solar. Mejor llevar la piel protegida adecuadamente.

Los bloqueadores pueden ser físicos o químicos

Los bloqueadores pueden ser químicos o físicos. Los primeros son sustancias sintéticas totalmente seguras y han superado los correspondientes controles de calidad. Sin embargo, dado que se absorben en la piel, tienen más riesgo de alergia, por lo que su
uso está restringido en los niños.

Los bloqueadores físicos (o minerales) incluyen sustancias inertes que reflejan la luz solar como un espejo y evitan absorber la radiación. Son ideales para los niños porque tienen menos riesgo de alergia.

Para elegir un bloqueador ideal se deben tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Protección frente rayos UVA y UVB.
  • Factor de protección solar (FPS) mayor o igual a 50 (a mayor FPS, mayor tiempo de
    exposición sin presentar quemadura solar).
  • Resistente al agua (waterproof).
  • Resistente a la fricción y roce (rubproof).

Es fundamental la correcta aplicación de bloqueadores

Por último, hay que recordar que es fundamental la correcta aplicación de bloqueadores:

  • Aplicar una cantidad generosa de crema sobre la piel seca, en casa, 30 minutos
    antes de la exposición.
  • Aplicar sobre toda la superficie del cuerpo que esta expuesta.
  • Volver a aplicar cada 2 horas, e inmediatamente después de un baño prolongado.
  • No olvides ponerles protector muchas veces durante las actividades acuáticas.
  • Visita tu dermatólogo como mínimo una vez al año.

✍: Dra. Andrea Combalia – Dermatóloga.

EMAIL
FACEBOOK