fbpx

Blog educativo

¿Cómo actuar ante la picadura de una medusa?

La presencia de medusas se ha convertido en una constante de nuestros veranos. Las picaduras de medusa del Pacífico suelen ser molestas y dolorosas. Es por ello que hemos recogido algunos consejos para saber cómo actuar ante la picadura de este animal marino.

En primer lugar, se deben retirar los restos de tentáculo con unas pinzas o con una tarjeta. Si se realiza con una mano, es recomendable protegerla para no dañarla con la medusa.

Es importante saber que el veneno dentro de las células de la medusa se activa al presionarlas. Por ello, no se debe rascar ni frotar la zona afectada, ni siquiera con una toalla o arena.

La zona afectada por la medusa se debe lavar con agua salada (aguar de mar, suero fisiológico). El agua dulce debe ser descartada porque estimula la liberación de veneno. Nunca laves con orina o vinagre, a diferencia de la creencia popular, estos pueden estimular la liberación de más veneno. Aplica un Medusicalm que es un preparado en polvo que se vende en algunas farmacias.

Es necesario evitar el sol luego de tratar la zona afectada, pues podría quedar una cicatriz marcada durante mucho tiempo. 

Siempre consulta con un dermatólogo en cuanto puedas para que te receten una crema con cortisona si lo creen necesario. Aplicar un tratamiento precoz puede evitar secuelas y cicatrices.

Por otro lado, el pastelillo es una especie de raya de menor tamaño. Los pastelillos viven en todo el litoral peruano, aunque suelen estar en zonas empozadas o bahías. Las picaduras de los pastelillos son bastante más dolorosas que las de medusas y son potencialmente graves.

Te recomendamos no entrar a playas con pastelillos, pero si aun quieres entrar es mejor arrastrar los pies en el agua para tocarlos de lado en lugar de ponerles el pie por encima. Así evitas la picadura, pues el contacto o la vibración suele ahuyentarlos. Si un pastelillo ha picado a tu niño te damos algunos consejos importantes que debes tener en cuenta:

Busca ayuda médica

Debes buscar atención médica para tu niño, ya que la picadura de los pastelillos inocula veneno, a diferencia de la medusa que es irritación por contacto. Este veneno es el causante de un intenso dolor que llegará al máximo después de 45 minutos tras la picadura.

Si además del dolor en la zona tu niño tiene náuseas o vómitos, calambres musculares o escalofríos, podría tratarse de una reacción alérgica o de una sobredosis de veneno y debes llevarlo inmediatamente al centro médico más cercano.

Sumerge la parte afectada en agua caliente

La toxina del pastelillo es termolábil; es decir, se inactiva con el calor. Por ello es recomendable sumergir la zona afectada en agua caliente a unos 45º durante unos 60 minutos. Esto aliviará el dolor.

Monitorea la herida para detectar señales de una infección

Además del veneno, existe la posibilidad que la herida se infecte. Ante eso se debe aplicar una crema antibiótica. Si el área de la herida muestra signos de infección, como enrojecimiento, edema o pus, probablemente se haya sobreinfectado por lo que debes llevarlo inmediatamente al centro médico más cercano. Además de antibióticos, puede ser necesario el uso de antihistamínicos o analgésicos.

Recuerda que estos consejos no remplazan la valoración especializada por un dermatólogo o el médico de urgencias.

✍: Dr. Ricardo Losno – Médico.