Blog educativo

CÁNCER DE PULMÓN: ¿CÓMO PREVENIRLO?

Hoy, 17 de noviembre, se celebra el Día Internacional del Cáncer de Pulmón con el objetivo de informar y concienciar a la población sobre el consumo de tabaco y su asociación con esta enfermedad.

El cáncer de pulmón no suele presentar síntomas sino hasta etapas avanzadas, por lo que la prevención es más importante que el diagnóstico. El tabaquismo tiene una relación directa con el cáncer de pulmón, pues la prevención se basa en el hecho de no fumar.

Fumar es muy malo para la salud. La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que fumar provoca hasta 17 tipos de cáncer. Dejar de fumar disminuye las probabilidades de padecer cáncer de pulmón y también disminuye el riesgo contraer o morir a causa de una enfermedad cardíaca, enfermedad pulmonar u osteoporosis. Además, dejar de fumar puede ayudar a que su piel se vea más joven y reducir las posibilidades de que tenga problemas con el sexo.

Dejar de fumar mejorará su salud sin importar la edad que tenga y sin importar cuánto tiempo haya fumado o cuánto haya fumado.

PASOS PARA DEJAR DE FUMAR

Para dejar de fumar hay que establecer un plan con 5 pasos. Lo primero es establecer una fecha, lo siguiente es comunicar la decisión a la familia, a los amigos y a las personas que lo rodean para que lo ayuden o simplemente para que no le ofrezcan cigarros.

Como tercer paso hay que anticipar las fechas claves en las que usted cree que será difícil enfrentar el dejar de fumar, márquelas en su agenda y tenga listo un plan para evitar las situaciones especificas que lo llevarían a fumar.

El cuarto paso será retirar  los cigarros, los ceniceros y los encendedores de su casa, del trabajo y del carro. Por último, el quinto paso es volver a intentarlo si ha fallado en su plan de dejar de fumar.

CONSECUENCIAS DE DEJAR EL CIGARRO

Dependiendo de la cantidad de cigarros que fume al día, al dejar el cigarro puede experimentar problemas para dormir, sentirse irritable, ansioso o inquieto y no poder mantener la atención o no pensar con claridad. El médico puede ayudar recetando medicamentos para reducir las ganas de fumar o reducir los síntomas de abstinencia.

Los estudios clínicos demuestran que las personas tienen una mayor tasa de éxito en la deshabituación tabáquica si toman medicamentos para dejar de fumar y si el proceso es seguido por un especialista.

Además de las recomendaciones farmacológicas existen medidas no farmacológicas que ayudan en el proceso como mantenerse activo: hacer comidas ligeras y evitar las sobremesas, beber mucha agua, evitar café y bebidas azucaradas, y masticar chicles sin azúcar.

A veces la gente se pregunta si usar cigarrillos electrónicos puede ayudarlos a dejar de fumar. Los especialistas no los recomiendan, pues contienen nicotina y otras sustancias que pueden ser dañinas para la salud.

Otra pregunta que normalmente se escucha es si la persona ganará peso en el proceso de dejar de fumar. Es habitual que las personas que dejan de fumar suban de peso, pero tendrá un efecto mucho más positivo que ganar unos kilos.

BENEFICIOS AL DEJAR DE FUMAR

A los 20 minutos de dejar de fumar se normaliza la frecuencia cardiaca y la presión arterial. A las 8 horas se normaliza el nivel de monóxido de carbono y el oxígeno de la sangre. A las 72 horas mejora la capacidad de percibir olores y se elimina la halitosis. A las 2 semanas empieza a aumentar la función pulmonar y mejora la circulación. A los 9 meses disminuye la falta de aire y los problemas respiratorios. Al año el riesgo de tener un infarto cardiaco se reduce al 50%. A los 5 años el riesgo de tener un infarto cardiaco se iguala al de las personas que nunca han fumado A los 15 años el riesgo de cáncer de boca, pulmón, páncreas y esófago se iguala al de las personas que nunca han fumado.

Recuerde que el mejor día para decidir dejar de fumar es hoy. Y el mejor día para volver a intentarlo es mañana.

 

✍: Ricardo Losno – Medicina Interna.

EMAIL
FACEBOOK