Blog educativo

Bullying: un problema a tomar en cuenta

El término bullying se remonta a la década del 70, cuando el gobierno de Noruega encargó analizar el aumento de casos de violencia en las escuelas de ese país. Inicialmente el concepto de bullying se refería al acoso escolar de forma reiterado y sostenido. Actualmente, cuando nos referimos al bullying estamos hablando tanto de acoso escolar como de toda forma de maltrato físico, verbal o psicológico que se produce entre niños o adolescentes; tanto en el colegio o fuera de este, incluyendo su formas virtual en las redes sociales, conocida actualmente como ciberbullying.

El bullying es un problema que se manifiesta sobre todo en los colegios por el tiempo que comparten entre ellos niños y niñas. Sin embargo, debemos entender el bullying como un problema social que va mucho más allá del espacio escolar. Lo que inicialmente se enfocó como un fenómeno propio de los centros educativos, se ha transformado en una materia de interés tanto para las familias como para los organismos gubernamentales.

El bullying es violencia y es importante que tanto educadores como padres lo consideremos como tal. Muchas veces lo justificamos por la creencia de que los niños son muy inocentes como para agredir voluntariamente a otros, ni que tienen la madurez suficiente para darse cuenta de lo que hacen y las consecuencias que pueden conllevar sus acciones.

Sin embargo, hay un amplio abanico de prácticas que inconscientemente son legitimadas por la sociedad que reciben el nombre de microbullying. Microbullying es, por ejemplo, aceptar que el mismo niño haga de arquero en todos los partidos porque los demás compañeros dicen que no juega bien al fútbol; o cuando aceptamos que los mismos niños sean escogidos en último lugar de un equipo de carreras porque no son los más rápidos.

El bullying es resultado de la violencia inmersa en la sociedad; por lo tanto, es ahí donde deben ir nuestros esfuerzos. En tal sentido, es importante desarrollar estrategias preventivas a través de la educación en valores, creando un ambiente saludable que fortalezca la convivencia, el respeto y la tolerancia. Además, seguimos innovando y hemos creado el taller de resolución de conflictos y cooperativismo.

Existen señales de alarma que posibilitan a los padres de familia a tomar parte de la identificación del problema. Algunas de estas señales son un cambio súbito de comportamiento, irritabilidad y/o agresividad en casa, disminución del rendimiento académico y resistencia a asitir a la escuela.  No obstante, enfocarse solamente en el bullying y tomar medidas antibullying es una visión simplista que se centra en la punta del iceberg.

: Alicia Montenegro

Tags
EMAIL
FACEBOOK